6
Odio estar acomodada, pero bien acomodada (ya sea en una cama, un sillón o cualquier otra superficie agradable) y que me halla olvidado algo: el control remoto (importantísimo), un cuaderno, una lapicera, el celular. Esto implica mover mi trasero hasta el sitio donde se encuentra el objeto en cuestión y salirme de la comodidad en la que estoy inmersa, lo cual me cuesta mucho esfuerzo físico y mental. Muchas veces me ha pasado 3 ó 4 veces seguidas, olvidándome de apagar la luz, bajar una persiana, tomar una lapicera, un cuaderno, una regla, etc, etc, etc y eso no me pone para nada feliz.
Como dice Homero Simpson (un sabio) "Ah, soy un pastelito horneado de canela, no quisiera levantarme nunca".



P.D: Helo aquí. El único rubio de la familia

6 Variedades De Milanesas:

Natalia... dijo...

Mila , eso no es nada!!!! Y no te pasó de irte de viaje y olvidarte las pastillas? O de salir al super y volver despues de haber caminado 2 cuadras para verificar si cerraste la puerta con llave y la bajaste la llave de gas??? Me pasa todo el tiempo!!!
Besos y que tengas un excelente finde!! b(en lo posible, como un pastelillo, jeje)

Martin McFly dijo...

a mi me pasaba eso...

ahora que sé telekinesis no me pasa

soy siempre un pastel de canela, siempre! jajaja

Petardo Contreras dijo...

El rubio es hermoso!
Y si que bajon es eso.
Una peor es que pensas que te lo dejaste te levantas a buscarlo y la puta madre te habías acostado arriba, pero ya te levantaste!

mandrake el vago dijo...

jajajajajaja si hago esas cosas

Desencantada dijo...

Tooooooooooooda la paja. Como levantarse a hacer pis en el medio de la noche.

La Criatura dijo...

seeee, que se queme la pizza, que explote el horno, que se incendie la casa, yo no me pienso levantar.

Back to Top