14
Libros. 

Grandes o chicos. Complejos o fáciles de entender. Extensos o cortos. De tapa dura o todo lo contrario. Viejos o nuevos. De colores llamativos o sombríos. Muy leídos o desconocidos. Con fotos o sin ellas. Electrónicos o impresos. Con dedicación o sin dedicación. Con mensajes ocultos. Libros de historia o de fantasía. Apilados en torres o empolvados en una repisa.

Sin importar su clasificación, sus estilos o sus contenidos, leer libros te transporta a una dimensión desconocida con la magia de la palabra, la expresión del sentimiento y la eternidad de la imaginación.

Leer, leer, leer. En un día de lluvia o de extremo calor, en el balcón de tu casa, en el colectivo, debajo de un árbol, retorcida en un sillón, sentada en el piso o patas para arriba. Todo lugar es apto (excepto una cancha de fútbol o un sauna, creo yo).

Nadie debería dejar de leer ya que esto ayuda a viajar lejos. Lejos. En serio lejos.

Never die.


Para resumir/reafirmar (y cualquier otra palabra que empiece con R) esta pequeña reflexión porque se hace tarde (?) y el blog ya cumplió un año, les tiro:


“Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres”

“Un hogar sin libros es como un cuerpo sin alma”

“Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora”

“No hay mejor fragata que un libro para llevarnos a tierras lejanas”.

14 Variedades De Milanesas:

Sil dijo...

Mi abuelo era comunacho y quemaba cualquier libro que no tuviera que ver con el tema.
¡Hay, como lloré cuando me desapareció mi "Cuentos de la selva"!
Creo que quemar un libro es un acto de agresión, debo haber quedado medio traumadita ¿vió?

Lucie dijo...

La magia de los libros...¿qué sería de uno si no hubiera leído un libro en la puta vida?

Victoria dijo...

Tal cual. Con una amiga estamos haciendo una intervención para reubicar los libros de mi infancia. Algunos los dejamos en las plazas y lugares donde puedan ser encontrados por chicos, y otros los donamos para cosas caritativas. Recién van 14 libros reubicados, y nos faltan muchísimos más! Es una genialidad.

Mr. Popo dijo...

Hoy encontré una cueva de esas escondidas que tenía algunos libros que andaba buscando hace tiempo. ¡Es lo máximo!

Hugo dijo...

Nadie debería dejar de leer ya que esto ayuda a viajar lejos. Lejos. En serio lejos.

La pura verdad.

Felicitaciones por el aniversario, hubiese estado bueno que convide con torta, pero bueno... se le perdona. :p

Panqueca dijo...

Feliz año de blog.
Y quería contar que una vez me compré un libro usado y había fotos viejas dentro. La gente parecía tan feliz que no entiendo cómo vendieron un libro, parecían buena gente.

Solchu J. dijo...

Amo leer. Es mejor que mirar una pelicula, porque vos la armas como te parece.

El ultimo que leí fue Drácula. Me encanto y me enamore.

Eleanor Rigby dijo...

A mi me encanta leer, dediqué gran parte de mi sueldo a la compra d libros, hoy día tengo una linda biblioteca...
Un día publicaré mi proopio libro, con poesías y demás...la invito a mi otro blog para deleite o curiosidad:

http://eleanorygby.blogspot.com

wonderwall dijo...

amo profundamente leer y ver gente comprar libros. Las dos cosas por igual. Me encantó este posteo. Feliz año mila de soja!

Mi viejo ES homero simpson, sin duda.

Catalana dijo...

oh sí, que verdad más grande, los libros alimentan la imaginación y ésta te puede llevar muy, muy lejos.
Me encanto tu blog, te sigo.
Espero te pases por el mío.
http://twistedmindss.blogspot.com/

mandrake el vago dijo...

Totalmente cierto y llegar lejos... :D

mandrake el vago dijo...

Ah... yo sí leí en una cancha de futbol... ;) ;) (nunca fuía un sauna pero si leí en la bañadera... enfermito, definitivamente :S :S )

mandrake el vago dijo...

Gatúbelo? Gatomán? Aristogato? Demostenes? Benito?

Co dijo...

Llego tardísimo al post, pero no puedo dejar de decir que estoy completa y absolutamente de acuerdo! Leer te permite viajar, soñar, transportarte en el tiempo y tantas otras cosas!
=)

Back to Top